Escenarios

Escenarios[i]






var metaslider_930 = function($) {
$(‘#metaslider_930’).nivoSlider({
boxCols:7,
boxRows:5,
pauseTime:3000,
effect:”fade”,
controlNav:false,
directionNav:true,
pauseOnHover:true,
animSpeed:600,
prevText:”<“,
nextText:”>”,
slices:15,
manualAdvance:false
});
};
var timer_metaslider_930 = function() {
var slider = !window.jQuery ? window.setTimeout(timer_metaslider_930, 100) : !jQuery.isReady ? window.setTimeout(timer_metaslider_930, 1) : metaslider_930(window.jQuery);
};
timer_metaslider_930();

En la obra de Eloy Díaz Ruiz  persiste la simbiosis entre fotografía artística e imagen antropológica. Cada pieza insiste en una construcción estética desde la imagen de lo cotidiano, entendiendo a esta última como aquella presentación, sin eufemismos ni maquillaje, del espíritu de un grupo social. Es evidente el interés del artista por el individuo como punto focal, sin embargo, cada una de estas imágenes revela su interés por la relación hombre-contexto.

Si bien es cierto que resultan, por momentos, atemporales, sobrevive una búsqueda del escenario, el marco vivencial del hombre. Las premuras del individuo, la dimensión filosófica de cada uno, las exigencias del quehacer cotidiano, la conciencia del paso del tiempo y las lógicas convergencias y divergencias generacionales, los límites entre el vivir bien y el sobrevivir, la espera escéptica, la confrontación diaria o las percepciones en torno a la belleza, pueden ser algunas de las directrices de estas piezas. En todas ellas se percibe el interés por retratar, más allá del momento, el proceso del cual es esta parte. Así, en “Mujer Dormida”, la fatiga es también el límite entre sueños y aspiraciones, limitaciones y esperanza.

“La espera” sin embargo está más próxima a la incertidumbre. Deterioro, vulnerabilidad o fragilidad pueden ser varias de las ideas que se mueven ante una obra como esta. Sin embargo, la variación en el tratamiento cromático, separando la figura femenina del espacio escenográfico, establece un distanciamiento entre dicho contexto y la imagen de la que espera, tal vez, lo extraordinario. Aquí no hay prisa. No hay urgencias.Luego, no sucede lo mismo con “El agua”, en que las múltiples carencias nos parecen emergidas de entre incertidumbre y fatiga. La mirada acuciosa de una mujer, agachada, junto a la documentación del espacio geográfico, permiten al artista componer un plano de claros matices y valores estéticos.

Por otra parte, “La vida y los años”, Generaciones” y “El viejo” tienen como eje central el decurso del tempus. En el primer caso,aludiendo a la tercera edad y el conjunto de las capacidades productivas o creativas que se pueden desarrollar en la misma. “Generaciones” va más lejos. No es sólo un interesante constructo, sino que se erige apremiante discurso social. Confluencias y divergencias entre seres humanos de edades diversasdan sentido a esta pieza. La postura extrovertida y segura del pionero, en un primer plano, contrasta con la distancia y el recelo del anciano en el fondo. “El viejo”, en cambio,constituyeotro acercamiento de Eloy a la vulnerabilidad.

[i]Exposición personal de Eloy Díaz, inaugurada el 6 de julio de 2016 en el Centro de Estudios Antonio Maceo Grajales,de Santiago de Cuba.

streaming movie The Revenant 2015

Facebook Comments

One thought on “Escenarios

Deja un comentario