Sobre la Red de Mujeres Afrocubanas

Red de mujeres: “Afrocubanas”, entre retos y desafíos por la equidad racial y de género.

MSc. Yulexis Almeida Junco

Las sociedades contemporáneas y, en particular las de América Latina y el Caribe, se han conformado como estados nación multiétnicos y pluriculturales, que no han logrado un desarrollo justo y equitativo para todos los grupos sociales debido, entre otras razones, por la persistencia de prácticas discriminatorias por cuestión de género y raza, que se expresa en el acceso desigual al empleo, la salud, la educación, los ingresos, la participación política, y a nivel simbólico se expresa en la permanencia de prejuicios, estereotipos y estigmas, que han sido el sustrato fundamental para sostener un orden social asimétrico y jerárquico.

Cuba no está ajena a estas inequidades, a pesar de todas las transformaciones que se llevaron a cabo en el orden político, social y jurídico que permitieron desmontar el racismo institucional. Múltiples factores han propiciado la permanencia enmascarada, velada de este tipo de desigualdades, lo cual requiere refinar los modos de actuación tanto desde la academia como desde el activismo social. En este marco resulta pertinente la labor realizada por un grupo de mujeres y hombres que conforman la red denominada Afrocubanas en la que se combinan acciones de investigación y docencia, con el trabajo comunitario en aras de minimizar las disparidades por género y raza existentes en el país.

s.t - de la serie Pioneros. MOYA.jpg
Ella y yo. Cortesía del Artista Rafael Gómez

Afrocubanas es una red fundada en mayo de 2010.Es un proyecto que nació en momentos en que el debate sobre lo que se denomina “racialidad” en Cuba se encontraba y se encuentra en franco proceso de ampliación. Aunque todavía no se pueda hablar de un debate que involucre a amplios sectores de la sociedad, sin embargo en medio de un despertar del tema desde la ciencias sociales, los medios, la política resultaba apremiante unificar esfuerzos en el orden intelectual que visibilizara aspectos específicos de una problemática que se cree homogénea y de esta forma romper el silencio que sobre las mujeres negras se había  mantenido históricamente en la historiografía cubana. En sus inicios el objetivo era rescatar, visibilizar la tradición del pensamiento femenino cubano negro, recuperar el lugar que ese discurso tiene en la historia de las ideas en nuestro país, propiciar su análisis y estudio.

Con esta intención nace la red en el empeño por una publicación, un grupo de intelectuales de diferentes disciplinas científicas fuimos convocadas por las entonces promotoras y líderes de este proyecto (Daysi Rubiera, historiadora e Inés María Martiatu Terry teatróloga) para colaborar con un artículo para el libro que se estaba gestando “Afrocubanas historia, pensamiento y prácticas culturales, cuyas compiladoras fueron las mismas líderes mencionadas con anterioridad. El texto finalmente fue presentado en la feria del libro del año 2011. Esta fue la semilla que nos unió cuyos frutos nos mantienen en un proyecto que desde entonces ha crecido y ampliado sus horizontes, ya que nuestros propósitos hoy no sólo se limitan al campo de la historiografía cubana sino a las ciencias sociales en general de modo que avancemos hacia una comprensión, visibilización de las múltiples formas en que se expresa el racismo en el contexto actual,que nos permita transformar  situaciones injustas para mujeres y hombres en sentido general y en particular para las colectividades negras.

Por lo que los objetivos actuales de la red son los siguientes:

Objetivos generales:

  • Contribuir al fomento de una conciencia antirracista y antisexista en la población cubana.
  • Visibilizar el aporte y la obra creativa de las mujeres negras cubanas  de todos los tiempos.

Objetivos específicos:

  • Enriquecer   las  ciencias sociales cubanas con novedosas investigaciones que visibilicen el papel históricamente desempeñado por las mujeres afrodescendientes.
  • Promover espacios de debate sobre la temática racial en Cuba desde una perspectiva de género tanto a nivel de las comunidades como en la academia.
  • Estimular las publicaciones sobre la problemática racial en el país desde la perspectiva histórica y contemporánea.
  • Contribuir a la articulación de todas las organizaciones que abordan la temática racial en el país.

La composición de la coordinación de la red favorece el cumplimiento de estos objetivos, ya que se trata de un cuerpo colegiado de gobierno, nuestra  estructura es horizontalprivilegia el consenso de todas las personas que participan. Se trabaja bajo el concepto de coordinadoras que atienden áreas para impulsar las diferentes tareas desde una concepción del trabajo en equipo.

Existen tres dimensiones o áreas de atención fundamentales, A continuación se sintetizan los principales logros en cada una de estas áreas, los cuales de alguna manera nos plantean nuevos retos y desafíos

1-Académica: Promoviendo la presencia de la temática racial en el currículo tanto propio como optativo de las carreras universitarias.

La coordinación de la red está conformada por académicas en el área de la Sociología, Historia, Comunicación social, ciencias de la información, música por lo que nuestros mayores alcances se ubican en estos campos. En este sentido hemos logrado insertar a nivel de la enseñanza terciaria en el país cursos optativos sobre la problemática racial pero que visibilizan el papel de las mujeres ejemplo de esto es:

-Curso de género y raza en la carrera de Sociología que comenzó como optativo y ya hoy es electivo. Aunque la asignatura cuenta con una profesora principal participan en el mismo, una variedad de profesoras/es tanto nacionales como internacionales expertas/os en el tema cuyo quehacer es poco conocido en el país.

-Curso Historias escondidas: Mujeres negras en la Habana colonial del siglo XIX para tercero de Historia.

2-Investigativa: Estimulando las investigaciones, publicaciones y participación en eventos sobre el tema.

Promover investigaciones sobre el tema en el estudiantado universitario cubano. Apoyamos con tutorías y asesorías de tesis.

Se entregó a la editorial el segundo Libro de Afrocubanas: Emergiendo del silencio. Mujeres negras en la historia de Cuba. La presentación será en octubre en el marco del  130 aniversario de la abolición de la esclavitud.

También contribuimos con otras redes como es el caso de la Revista Afrobarriando: Experiencias comunitarias. De la Red barrial afrodescendiente.

A lo anterior se añade la participación activa en eventos tanto nacionales como internacionales tanto dentro del país como fuera que nos permitan el intercambio con especialistas, aquí hay que destacar el apoyo al Primer Seminario Internacional sobre mujeres negras en América Latina y el Caribe “ Escucha mi voz y trasmite mi sentir” que se llevó a cabo en Ecuador  22 al 25 de julio de 2015

3-Comunitaria e institucional: Propiciando debates públicos y el intercambio de saberes en las comunidades, grupos e instituciones.

Contamos con espacio denominado la Tertulia de “Reyita”, y que se inició el 28 de diciembre de 2013, primeramente estuvo ubicada en la iglesia William Carey, hoy contamos con una sede fija en el memorial Salvador Allende. Es un espacio que permite la confluencia entre la academia, instituciones y comunidades. Los encuentros se llevan a cabo bajo el auspicio del Departamento de Sociología de la universidad de La Habana, con el apoyo de la red de mujeres cristianas Débora y el Memorial Salvador Allende institución sede, desde el 2015.

Algunos de los temas que se han abordado son:Reproducción de los estereotipos racistas en la familia, Género y Religión: un análisis  desde una perspectiva racial, Género y medios de comunicación: análisis sobre la televisión cubana desde una perspectiva racial. La incorporación de expertas/os en un rol no central tiene el reto de convertir la tertulia en un espacio transdisciplinario en el que se combinan todo tipo de saberes,incluidos aquellos provenientes de la vida cotidiana, lo popular tiene un valor fundamental pero es en la combinación de todas estas fuentes de conocimiento donde el grupo encuentra el reto de construir y contribuir a un discurso público más objetivo y abierto, alejándonos de las concepciones de espacios catárticos sobre el tema, tan criticados. En esa rica discusión, surgen reflexiones y estrategias construidas por activistas, intelectuales y colectivos humanos diversos.

Al mismo tiempo se realizantalleres de capacitación sobre la temática, en las comunidades atendidas por la red barrial afrodescendiente yen comunidades eclesiales a través de la red de mujeres cristianas y el programa de mujer y género del Consejo de Iglesias de Cuba y la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba.

Al finalizar el año 2015, en el mes de noviembre realizamos un taller de conjunto con promotoras de la Fundación Nicolás Guillén..

 ella y yo. Rafael Gómez.JPGA pesar de las actividades realizadas enfrentamos algunas limitaciones

-Nuestro trabajo está muy focalizado en La Habana, debido a las limitaciones de recursos y el propio desconocimiento acerca del trabajo que se hace con esta finalidad en otras regiones del país.

-La red funciona como voluntariado, lo que plantea un desafío para la sistematicidad del trabajo, ya que muchas veces no contamos con recursos propios para el traslado de profesores para los cursos que impartimos, tenemos dificultades tecnológicas para el desarrollo de los talleres y la divulgación de las actividades que hacemos.

-Otro desafío que tenemos radica en la restringida capacidad con que disponemos para visibilizar el trabajo de la red a través de los diferentes medios y redes existentes. En la actualidad trabajamos para crear una página en Facebook, tener un blog propio, contamos en el grupo con personas capaces para hacerlo,especialistas en el área de comunicación como un informático, una especialista en comunicación social y una licenciada en ciencias de la información. El reto radica en la actualización de estos dispositivos dado el limitado acceso a estos medios en el país y los recursos tecnológicos con que contamos.

-Se ha planteado el desafío de trabajar de manera articulada con otros grupos e instituciones para multiplicar los impactos en la transformación de actitudes y comportamientos racistas en nuestra sociedad a todos los niveles y mejorar la eficiencia y el alcance de los objetivos propuestos. Por otro lado, esto contribuiría a superar las fracturas que existen entre los grupos que abordan la temática en el país, minimizar las rivalidades y los riesgos de hacer del tema emporios cerrados que lejos de potenciar el avance del mismo provocan su estancamiento, en un contexto muy favorable como el cubano en el que por varias décadas se creyó que el racismo era un problema resuelto y el fortalecimiento y visibilización del mismo con la crisis del 90, nos devuelve el interés por el tema con un retraso teórico y metodológico en el abordaje del mismo. Vacío que sólo será superado con el concurso de muchos y muchas que seamos capaces de establecer alianzas.

Facebook Comments
 

Deja un comentario