XI Coloquio y Festival Internacional de Música y Poesía “Nicolás Guillén” Juntando todas las manos

Del 13 al 15 de marzo de 2018 tuvo lugar en La Habana el XI Coloquio y Festival Internacional de Música y Poesía “Nicolás Guillén”, esta vez dedicado al 60 aniversario del libro La paloma de vuelo popular y al tema “Equidad social desde la cultura”. A partir de este mes, nuestro blog se hará eco de algunas de las actividades e intervenciones académicas más importantes del evento. Comenzamos esta semana por las palabras inaugurales a cargo del Presidente de la Fundación Nicolás Guillén, el Dr. Nicolás Hernández Guillén.

Buenos días amigas y amigos:

La XI edición del Coloquio y Festival Internacional de Música y Poesía Nicolás Guillén que inauguramos hoy, toma como pretexto la conmemoración del sexagésimo aniversario del poemario La Paloma de Vuelo Popular, para volver la mirada sobre el incremento o la persistencia de inequidades de diversa índole en muchas regiones y países del mundo, incluido el nuestro, pese a los muy significativos logros alcanzados por la Revolución en la consecución de la equidad y la justicia social. En realidad, casi toda la obra de Guillén podría servir de pretexto para esta reflexión, porque la justicia social ha sido un tema central en el ideario guilleniano.

Como en ocasiones anteriores, el evento se desarrollará a través de conferencias, paneles e intervenciones especiales sobre los temas convocados, entre los que se incluye la obra poética de Nicolás Guillén.

En esta oportunidad, con el propósito de contribuir al empeño de acortar distancias entre el conocimiento académico y los saberes populares, el programa del Coloquio incluye una sesión en que se expondrán algunas experiencias acumuladas por nuestra institución y otras instituciones afines, sobre el trabajo sociocultural en las comunidades.

Cada vez que una organización de las dimensiones y los recursos de la nuestra se propone llevar a cabo un evento de esta naturaleza, requiere el concurso de otras instituciones, el apoyo, la solidaridad y la simpatía de escritores, artistas y muchos colaboradores. Agradezco el enorme apoyo recibido de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en este empeño y el aliento fraternal con que ha acompañado este y todos los proyectos de la Fundación Nicolás Guillén.

El hacer realidad nuestro evento, debe mucho al espíritu de cooperación, la participación efectiva y la intervención ágil de diversas dependencias, trabajadores y directivos del Ministerio de Cultura.

Desde hace varios años hemos desarrollado una fructífera relación con la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), caracterizada por la comprensión y el respeto. La organización y realización de este Coloquio y Festival se ha beneficiado también de esa fructífera relación, que aprovecho ahora para agradecer sinceramente.

La Embajada de España nos apoyó significativamente en la realización el pasado julio del Congreso Cultura contra Fascismo. En esta ocasión hemos contado con su apoyo para la exhibición del documental español “Excluidas del paraíso”. Me place agradecer esa simpatía y deferencia hacia el trabajo de nuestra institución.

Creo que sin excepción todos los escritores y académicos convocados para asumir la presentación de temas en los que teníamos un interés particular porque fuesen abordados, respondieron afirmativamente. ¿Cómo agradecerles lo suficiente? Tampoco sé cómo expresar el tamaño de la gratitud que sentimos hacia los numerosos artistas cuya amistad, desinterés y generosidad, nos permitirá disfrutar de un extraordinario programa artístico. En cualquier caso, muchas gracias a todos.

De izquierda a derecha la Dra. Mayra Espina, el Dr. Nicolás Hernández Guillén y la Dra. Denia García Ronda. Foto: Maykel Espinosa

Mencionaba al inicio de mi intervención, que habíamos decidido volver la mirada hacia el incremento o la persistencia de desigualdades e inequidades en muchas regiones y países del mundo, incluso el nuestro y quisiera compartir con ustedes las razones que motivaron nuestra decisión.

Creemos que esa mirada es pertinente ahora, cuando cobra fuerza y se despliega en diversas regiones del mundo una ofensiva del pensamiento y la acción política más reaccionarios.

En África, los últimos años han visto una expansión de la apropiación de sus inmensos recursos naturales, casi el 30 % de los más codiciados en la actualidad, por parte de las grandes trasnacionales. Parejamente se han expandido el hambre extrema y los conflictos interétnicos entre contendientes desposeídos de todo derecho, dando origen a incontenibles flujos migratorios, que son las más de las veces mal recibidos en la civilizada Europa, donde se ven crecer aceleradamente los peores nacionalismos y la xenofobia.

En América Latina, la contraofensiva imperial, puesta en marcha desde la anterior administración y avanzada de modo grotesco por la actual, declaró a Venezuela un grave peligro para la seguridad nacional de los Estados Unidos y puso bajo fuego de toda índole, especialmente mediático, a la Revolución Bolivariana. En otros países ha tenido mayor éxito: en Brasil, por citar un ejemplo, luego de un juicio político paradigmático en su inmoralidad, las políticas implementadas están propiciando la posibilidad de devolver a la miseria una buena parte de los 15 millones de pobres rescatados del sufrimiento, la muerte y el olvido durante los años de gobierno del Partido de los Trabajadores. En palabras del poeta, otra vez, Rio con su puñal clavado en el pecho sombrío.

Ayer leía una entrevista a Noam Chomsky, publicada en el Diario El País- ya saben, una de cal y diez de arena- en que interrogado sobre el triunfo del neoliberalismo respondió:

El neoliberalismo existe, pero sólo para los pobres. El mercado libre es para ellos, no para nosotros. Esa es la historia del capitalismo. Las grandes corporaciones han emprendido la lucha de clases, son auténticos marxistas, pero con los valores invertidos. Los principios del libre mercado son estupendos para aplicárselos a los pobres, pero a los muy ricos se los protege.

Cuba no quiere regresar al capitalismo. Con el consenso de la inmensa mayoría, en lo que a sus rasgos fundamentales concierne, se desarrolla desde hace varios años un profundo proceso de transformación del modelo económico, que ha traído aparejados cambios en otras esferas de la vida de la sociedad. Algunos de esos cambios ha hecho más visible la existencia de desigualdades indeseadas e inequidades de diversa índole entre nosotros.

Los grandes logros alcanzados por la Revolución en materia de justicia social, el esfuerzo por preservarlos en las más difíciles circunstancias, junto a la consecución de la independencia y la soberanía nacionales, están en la base del sostenido apoyo que tiene la Revolución en una gran mayoría del pueblo cubano. Cuanto hagamos por entender y contribuir a reducir las brechas de equidad entre nosotros, sirve a la nación y rinde homenaje a Nicolás Guillén.

Queridas amigas y queridos amigos sean bienvenidos a la XI edición del Coloquio Festival de Música y Poesía Nicolás Guillén.

Muchas gracias.

Teatro Abelardo Estorino, Ministerio de Cultura, 13 de marzo de 2018.
Facebook Comments

Deja un comentario